Gregorio

Gregorio

Vigilia de la Inmaculada - Enlace para seguir la Vigilia en Directo por youtube

Video del Papa diciembre 2021: Rezar por los catequistas

ADVIENTO y NAVIDAD - INFANCIA MISIONERA

Llega el  Adviento y la Navidad, un tiempo muy especial para la Infancia Misionera.

Os adjuntamos una carta de nuestro delegado de misiones que explica como podemos vivir este tiempo haciendo uso de los materiales propuestos por OMP. Queremos destacar que por segundo año, tenemos el Calendario de Adviento a la Misión, una herramienta que puede ayudar a vivirlo de forma misionera, con muchas sorpresas y actividades descárgalo aquí.

Si quieres recibir los materiales en tu parroquia o colegio rellena este Boletín de Pedido y envíalo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

JORNADA DIOCESANA DE SEMBRADORES DE ESTRELLAS

La Jornada Diocesana de SEMBRADORES de ESTRELLAS de este año será el sábado 18 de diciembre a las 10h, en la Pª María Auxiliadora (Ronda de Atocha, 25). Comenzaremos con la Eucaristía que será presidida por nuestro arzobispo, D. Carlos Osoro. A continuación tendremos el envío misionero de todos los niños que irán sembrando estrellas por nuestra ciudad, felicitando la Navidad en nombre de los misioneros.

Si deseas participar en esta celebración no olvides inscribirte rellenando la Hoja de Participación y envíala cuanto antes a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

XI Jornada Social Diocesana

Madrid organiza XI Jornada Social Diocesana en la víspera de la Jornada Mundial de los Pobres

Coincidiendo con la V Jornada Mundial de los Pobres, que se celebrará en las parroquias el domingo 14 de noviembre, la Vicaría para el Desarrollo Humano Integral y la Innovación organiza la XI Jornada Social Diocesana el sábado 13 de noviembre en el Seminario Conciliar (San Buenaventura, 9) con el siguiente programa:

  • 10:00 horas. Oración en la capilla Seminario Conciliar a acargo del Secretariado de Apostolado Seglar.
  • 10:30 horas. El director del Departamento de Migraciones de la Conferencia Episcopal, Xabier Gómez, OP, ofrece la ponencia Cultura del encuentro y los derechos humanos para la movilidad humana.
  • 12:30 horas. Mesa de experiencias de acogida, encuentro y hospitalidad.
  • 16:30 horas. Representación de Nana del Mediterráneo de Efecto Lázaro.
  • 17:30 horas. Presentación del estudio FOESSA Lo que esconde el sosiego a cargo de Sergio Barciela, del equipo de Inclusión Social - Migraciones de Cártias Española.
  • 19:00 hotas. Misa en la catedral presidida por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro.

Noticia tomada de archimadrid

Vigilia de la Inmaculada 2021: "María, Madre de la Iglesia, únenos en la misión"

La diócesis de Madrid se prepara ya para celebrar, un año más, la tradicional Vigilia de la Inmaculada, en esta ocasión con el lema María, Madre de la Iglesia, únenos en la misión. Será el día 7 de diciembre, a las 21:00 horas, en los tres templos que habitualmente acogen esta celebración:

  • Catedral de la Almudena (Bailén, 10). Presidida por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro.
  • Basílica de la Merced (Edgar Neville, 23). Presidida por el arzobispo emérito de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela, y coordinada por el instituto secular Stabat Mater.
  • Santuario de María Auxiliadora (Ronda de Atocha, 25). Presidida por monseñor Juan Antonio Martínez Camino, SJ, obispo auxiliar de Madrid, y coordinada por el instituto secular Cruzados de María.

La vigilia tiene este año una nota distintiva, que explica Carlos Aguilar, de la Comisión de Evangelización del Arzobispado de Madrid, encargada de la organización. «Encomendaremos todo el proceso sinodal; la Iglesia, puesta bajo del corazón de María, nos reúne para ser enviados a la misión». Por eso, añade refiriéndose al cartel de la convocatoria, el camino es de entrada a un templo pero también de salida: «Todos podemos vivir la comunión por medio de Cristo».

Una llamada a la misión, añade Aguilar, «para saciar esa sed de tantas personas, empezando por nosotros mismos», de Dios, y para «convertirnos en cauce y canal de esa agua viva» que Jesucristo ofreció a la samaritana. La vigilia enlaza de esta manera con la carta pastoral que el arzobispo de Madrid ha escrito a la diócesis para este año, «Dame de beber», y que él mismo refiere en una misiva especial para esta Vigilia de la Inmaculada. «Son palabras que nuestro Señor Jesucristo sigue dirigiéndonos –escribe el purpurado– por medio de tantas personas que encontramos en nuestros camino». En ella expresa también el deseo de «adentrarnos en el corazón lnmaculado de la Madre y beber de esta fuente inagotable de gracia».

 

DESCARGAS:

Apertura fase sinodal diocesana "Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión"

El pasado 10 de octubre el Papa Francisco abría en Roma el camino sinodal que, tras tres años de trabajo, concluirá en octubre de 2023. Un Sínodo que tiene como objetivo la potenciación de la sinodalidad, y que se reúne bajo el título: “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión”.

En el momento actual el sínodo es un proceso de escucha al Pueblo de Dios, diálogo y discernimiento para aclarar la voluntad de Dios para su Pueblo.

Con este motivo el Papa Francisco nos invita a toda la Iglesia, así como a los alejados y excluidos, a interrogarnos sobre la Sinodalidad, un tema decisivo para la vida y la misión de la Iglesia, porque “precisamente, el camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio” (Papa Francisco).

Una consulta que tiene como objetivo que como Pueblo de Dios nos preguntemos sobre qué procesos nos pueden ayudar a vivir la comunión, a realizar la participación y a abrirnos a la misión, porque el «caminar juntos, es lo que mejor realiza y manifiesta la naturaleza de la Iglesia como Pueblo de Dios peregrino y misionero.»

En el fondo se trata de continuar la senda de la renovación de la Iglesia propuesta por el Concilio Vaticano II. Este camino común es, a la vez, un don y una tarea. Al reflexionar juntos sobre el camino recorrido hasta ahora, los distintos miembros de la Iglesia podremos:

  • Aprender de las experiencias y perspectivas de los demás, guiados por el Espíritu Santo.
  • Discernir los procesos para buscar la voluntad de Dios, iluminados por la Palabra de Dios y unidos en la oración.
  • Seguir los caminos a los que Dios nos llama, hacia una comunión más profunda, una participación más plena y una mayor apertura para cumplir nuestra misión en el mundo.

También nosotros, como Iglesia Diocesana, nos incorporamos en esta primera fase del camino sinodal sumándonos a la consulta propuesta por la Secretaría del Sínodo.

Una consulta que tiene como objetivo que como Pueblo de Dios nos preguntemos sobre qué procesos nos pueden ayudar a vivir la comunión, a realizar la participación y a abrirnos a la misión, porque el “caminar juntos, es lo que mejor realiza y manifiesta la naturaleza de la Iglesia como Pueblo de Dios peregrino y misionero.

Toda la información sobre cómo participar en la fase diocesana del sínodo, la tiene en la siguiente dirección: https://sinodo.archimadrid.es/

 

Jornada Mundial por el Trabajo Decente

En la actualidad el trabajo no asegura suficiente ni universalmente a todas las personas cubrir necesidades básicas, como llegar a fin de mes, conciliar la vida laboral y familiar, acceder a la vivienda, contar con la seguridad y salud laboral y participar en la dinámica social.
Como dice el papa Francisco, «en una sociedad realmente desarrollada el trabajo es una dimensión irrenunciable de la vida social» (Fratelli tutti, 162). El mismo Francisco, ante la crisis de la COVID-19,considera que «ha llegado el momento de eliminar las desigualdades, de sanar la injusticia que está minando la salud de toda la familia humana». Necesitamos tener «un especial cuidado del bien común». En todo ello es central, «hacer que el trabajo sea humano, hacer del trabajo un componente esencial de nuestro cuidado de la sociedad y de la creación

ITD trabaja en red para visibilizar el derecho al trabajo negado a tantas personas en nuestra sociedad y se compromete a hacer de este derecho una realidad, respetuosa con la casa común, en la vida de laspersonas. Así, refuerza su llamamiento a unirse a esta Iniciativa, a promover estilos de vida y de consumo coherentes con el trabajo digno e impulsar la acción de las iniciativas locales al as que ha propuesto escenificar, en torno al 7 de octubre, en el espacio público, «las colas de la pobreza laboral, la precariedad y la exclusión social».

Actividad: Gesto público y oración por eltrabajo decente

Lugar: Plaza de la Armería (Escalinata de laCatedral de la Almudena).

Día y hora: jueves, 7 de octubre, 19 horas.

Organiza: Iglesia por el Trabajo Decente de Madrid Cáritas • Conferencia Española de Religiosos (CONFER) • Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) • Justicia y Paz •Juventud Estudiante Católica (JEC) •Juventud Obrera Cristiana (JOC) • Pastoral del Trabajo • Siervas de San José

 

Más información

II Domingo por la Comunión en la Iglesia Diocesana

La diócesis de Madrid celebra el II Domingo por la Comunión en la Iglesia Diocesana el 3 de octubre con el lema Sin comunión no hay cristianismo.

Entre las propuestas de esta jornada –impulsada por el cardenal Carlos Osoro y organizada por la Comisión Diocesana por la Comunión Eclesial– sobresale una Misa a las 13:00 horas en la parroquia San Francisco de Borja (Serrano, 104), que estará presidida por el obispo auxiliar monseñor Santos Montoya y se enmarca asimismo en el Año Ignaciano. También podrá seguirse en directo por el canal de YouTube del Arzobispado.

Igual que el año pasado, de cara al Domingo por la Comunión en la Iglesia Diocesana la comisión ha elaborado subsidios litúrgicos y un vídeo:

 

Noticia tomada de archimadrid

La cruz de la JMJ llega a Madrid: «Está en la memoria del corazón de los madrileños»

 

Dos tablones cruzados, de 3,8 metros de altura y 1,75 de ancho, que no son un simple trozo de madera, «sino una cruz que todos los días debemos llevar con nosotros». Así se expresaron los jóvenes en el jubileo del año 2000 sobre la cruz de la JMJ, también conocida como la cruz peregrina o la cruz de los jóvenes. Una cruz que es la señal del cristiano, signo del seguimiento a Cristo, de amor, de paz, de reconciliación, y que ha viajado por el mundo entero, de mano en mano, de país en país, de generación en generación.

Este próximo 26 de septiembre llegará a Madrid como parte de su peregrinación por Europa y España para preparar la JMJ Lisboa 2023, y la diócesis se engalana para recibirla al coincidir además con el décimo aniversario de la JMJ Madrid 2011. La Delegación Episcopal de Jóvenes ha organizado, en colaboración con distintas realidades diocesanas, una serie de actos para recibir y acoger una cruz que «está en la memoria del corazón de los madrileños», tal y como reconoce Laura Moreno, la delegada de Jóvenes. Especialmente para los de aquella generación que vivió la JMJ, la cruz supone «un recuerdo muy entrañable; fue la que generó toda la movilización de la Iglesia de Madrid para preparar su JMJ». Un madero que «representa al propio Jesús, que se hace presente de forma cercana en nuestra diócesis».

La delegada percibe estos días una sensibilidad especial a la acogida de la cruz, algo que corrobora Luis Melchor, director del Secretariado de Infancia y Juventud de la Delegación Episcopal de Jóvenes. Para los jóvenes de hace diez años, que vivieron aquel encuentro, «está avivando mucho el recuerdo» de aquellos días y les está ayudando «a transmitir la experiencia y la alegría de aquella JMJ». Mientras, los jóvenes de ahora, que entonces eran niños, «están expectantes» ante algo que no conocieron pero que les despierta mucha curiosidad, y que les lleva a preguntar a los que sí lo vivieron. La delegada apunta que además la cruz «nos abre el camino de la próxima JMJ, nos dispone casi a coger la mochila y esto para los jóvenes tiene mucho de aventura, de ilusión».

 

Acercarse a las cruces de los hombres

La cruz de la JMJ llegará a Madrid, procedente de Loyola, el domingo 26 de septiembre. Recalará en la parroquia Santa Teresa de Jesús de Tres Cantos, en la que es párroco Luis Melchor, a las 22:00 horas. «Tendremos un acto de acogida, y después turnos de oración hasta la Misa de 10:00 del lunes 27». Así, el templo permanecerá abierto durante toda la noche para todos aquellos que quieran acercarse a rezar ante la cruz.

El día 27 será un día de la caridad y de la vida que se desarrollará en torno al lema La cruz de la JMJ cerca de los que sufren, con actos todos presididos por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro. «La clave de ese día es que la cruz visitará a los que no pueden ir a visitarla», explica Melchor. Así, se trasladará a la cárcel de Soto del Real a ver a los encarcelados, donde habrá una celebración de la Palabra; a la Fundación Instituto San José a ver a los enfermos y a los ancianos, «que tienen mucho de cruz en su vida», que orarán ante ella, y ya a última hora será llevada a la Cañada Real Galiana, «para que los pobres la reciban», donde se celebrará una vigilia con antorchas.

Como subraya Moreno, es hacer presente la misericordia de Dios, que llega a todos, también a quienes viven privados de libertad, en la cárcel; es llevar al Señor de la vida a acompañar a las vidas enfermas y terminales, y es la cruz que se acerca «a los crucificados de nuestro tiempo» en las barriadas de exclusión social. Es, en definitiva, «el día en que los jóvenes ofrecerán a estas realidades el sentido más profundo de la cruz». Además de los jóvenes, en la visita a Soto estará presente la Pastoral Penitenciaria; en los Camilos, la de la Salud y la de Familia y Vida, y en la Cañada, Cáritas y la de Desarrollo Humano Integral. Igualmente participarán los responsables de las correspondientes áreas de la Conferencia Episcopal.

Noticia tomada de archimadrid

 

Carta Pastoral de D. Carlos Osoro. Curso 21-22: "Dame de Beber"

La archidiócesis de Madrid comienza el nuevo curso siguiendo la senda marcada por la carta pastoral del arzobispo, cardenal Carlos Osoro, que este año lleva por título «Dame de beber» y parte del relato evangélico del encuentro de Jesús con la samaritana en el pozo de Jacob. El texto –que ya se puede leer en PDF y esta semana se empezará a distribuir impreso– es una nueva llamada a la misión, que adquiere una dimensión más profunda con la invitación a «sentir las voces de tantas personas que pasan a nuestro lado y nos dicen: “Dame de beber”». Es decir, «regálame el Amor de Cristo», que se escucha con más fuerza en la pandemia, refiere el purpurado.

En la carta, que el arzobispo estudió y rezó durante los primeros 15 días de agosto, y escribió en la segunda quincena, se habla de la sed, la que tiene Dios del hombre y la que tiene el hombre de Dios. En el «momento histórico que nos toca vivir», asegura, «la Iglesia ha de ofertar la vida de Dios» para quitar esa sed con un anuncio del Evangelio hecho desde la sinodalidad. «Reunidos, unidos, caminando juntos», especifica el purpurado. Con la Eucaristía «como fuente y paradigma de la espiritualidad de comunión», cita en este punto las palabras de san Agustín: «Tener un solo corazón y una sola alma en el camino hacia Dios».

«Pienso en la entrada que desea hacer hoy Jesús en Madrid a través de quienes formamos la Iglesia», porque en la diócesis hay sed «de amor verdadero e incondicional», de apertura a «Alguien que colme las aspiraciones del corazón humano», subraya el cardenal. De hecho, constata un «redescubrimiento de la dimensión religiosa», que en los jóvenes se concreta «en una nueva pasión por buscar a Dios». Por eso, «anunciar a Jesucristo es una misión a la que merece la pena dedicar nuestra vida». Él es el «don de Dios» al que se refiere el pasaje evangélico, y «la Iglesia tiene la responsabilidad y la tarea de salir a nuestro Sicar» para darlo a conocer.

Salir al encuentro del hombre allá donde esté

«El cristiano siempre ha sido contracultural», reconoce el cardenal en su carta, pero «¡qué misión tan maravillosa la de hacer llegar el Amor de Dios a todos los hombres!». Y esto, saliendo al encuentro de cada hombre «allí donde vive y como está: en su barrio, en su casa, en su trabajo…», con un estilo misionero «lleno de piedad, de empatía, de compasión y de misericordia». Es el estilo de Jesús, el mismo que manifestó en el encuentro con la samaritana. «El Señor se acercó a ella en su realidad miserable»; no se quedó en lo anecdótico, sino que alcanzó su corazón, y su misericordia se mostró «rehabilitando su vida». «Es toda una propuesta para alcanzar el corazón de los hombres y mujeres de hoy», resalta el texto.

El arzobispo invita a ofrecer espacios donde se pueda escuchar la Palabra de Dios, adorar su presencia real en la Eucaristía, y «donde nos animemos a responder a la sed de Dios presente en nuestra sociedad». Como decía el Papa Benedicto XVI y recuerda el cardenal, no se comienza a ser cristiano por una idea, sino «por el encuentro con una Persona». Y esta fue la experiencia de la samaritana. Porque, como añade el también vicepresidente de la Conferencia Episcopal, «podemos saber cosas sobre Él, pero si no nos hemos encontrado con Él, no nos vale de nada».

La samaritana se situó de inicio ante Jesús desde su «vida vieja, repleta de prejuicios, construida desde rupturas y enfrentamientos entre hermanos». No desde la «novedad que trae Jesucristo», que se presentó ante ella «como la esperanza de la humanidad», como la Verdad, «que es la senda de la verdadera libertad», el Amor, el Camino, la Vida. Y este es el mensaje del Evangelio que hay que entregar –lo que «deseamos hacer en este curso»–, que Dios es Amor, Dios es Vida, «Dios es fraternidad construida en la Verdad».

Entrega y anuncio

Para poder ser «creíbles» e invitar a todos a que pidan al Señor «Dame de beber», el purpurado explica en el texto que es necesario, en primer lugar, entregarse uno mismo a Jesucristo, «el Amor ha de envolver la existencia entera en todas sus dimensiones»; en segundo lugar, vencer la violencia con Amor, como lo hizo Él, «con la cruz y desde la cruz», y, por último, estar convencido de que el Amor es más fuerte que el odio, y esto se muestra con toda evidencia en la Eucaristía, «en la que celebramos la victoria de Jesucristo sobre la muerte».

Con «Dame de beber» se completa la propuesta iniciada hace dos años de una Iglesia que siga escuchando «los gritos de los hombres que pasan por este mundo» y que entre «en todas las circunstancias que viven», en «sus alegrías y sus pesares». En línea con el desarrollo del Plan Diocesano Misionero y la exhortación apostólica del Papa Francisco Evangelii gaudium, «nos hemos preguntado “¿Qué quieres que haga por ti?”», como le dijo Jesús a Bartimeo, «y después hemos dicho a todos “Quiero entrar en tu casa”», como hizo Cristo con Zaqueo. Ahora, «hemos oído y hemos visto que acercar el Amor de Jesucristo es lo que nos están pidiendo nuestras gentes de Madrid».

Noticia tomada de archimadrid

Página 1 de 26